jueves, 14 de abril de 2011

Tan poco tiempo

Hace un tiempo, tres meses específicamente escribí un artículo, del cual si bien no me arrepiento me doy cuenta de que realmente no es tal la situación... a continuación voy a dejar el artículo, luego voy a decir unas cuantas cosas al respecto:
"Fin del golpe militar, fin de los ideales:
Lamentable, triste, pero real. La arrogancia con la que se manejan los jóvenes que han nacido después del 84’ es casi insoportable. Soy de la generación del 94’ y puedo dar las gracias por que me hayan criado unos padres no muy jóvenes que me tuvieron a los cuarenta, que me han enseñado que no hay nada más importante que mantener un ideal, que me contaron siempre que yo quisiese lo que han vivido, sus experiencia al militar y como sin importar lo que muchos pensasen lo que ellos vivieron fue su historia y su lucha.
Podría asegurar que con todo lo que aprendí de ellos puedo defender lo que pienso sin importar el resto, que en lo que yo creo es en lo que me tengo que basar, que mis experiencias me van a ir guiando hasta encontrar el camino que me lleve a una conclusión final y que esta va a ser la que me marque lo que viví y lo que voy a vivir.
Por lastima vivo en un mundo consumista y materialista que me causa en más de una ocasión repulsa, sigo sin comprender pese a todo como es que a los jóvenes no les mueve ningún ideal y como es que lo único que les interese sea una revista o un programa, comprendo sin embargo que no es malo que les interesen esas cosas, pero si es malo que no haya un equilibrio, que no les interese lo que vayan a aprender o si aprenden, que no les interese o les apasione su carrera universitaria, que no les importe lo que van a hacer de sus vidas, solo si con eso ganan dinero.
Sigo pensando que si bien hay un grupo de jóvenes que creen en un ideal, que creen que pueden hacer un cambio y modificar lo que les pasa, hay otra gran cantidad que lo único que les mueve es una salida, el alcohol, un novio o un viaje sin darse cuenta que los cambios que hacen esos otros jóvenes también les afecta a ellos, les guste o no ese cambio. Que cuando escuchan en sus casas que tal político es de una determinada forma ya sea a gusto o disgusto, estos jóvenes lo repiten sin ponerse a pensar que hizo y si ellos creen lo mismo que sus padres, los imitan diciendo lo que les escuchan hablar, perdiendo de esa forma la capacidad de pensar por si mismo sin poder opinar.
No espero que con este texto les interese la política ni mucho menos, solo espero haber conseguido que piensen un solo instante la remota posibilidad de que esos jóvenes de los que hablo son las personas con las que convivo, no voy a decir ejemplos y mucho menos voy a buscar culpables.
Si yo fuese un adulto no podría decir es una generación perdida, por que en tal caso estaría siendo absurda, no esta perdida, pero el punto es que los jóvenes llegan a determinadas circunstancias por que los adultos son los que están manejando el presente, pero los jóvenes son los que viven esas decisiones y ellos son los que se deberían dar cuenta que las pueden modificar, por que cuando nosotros seamos esos adultos y si tenemos suerte los jóvenes pensasen ellos van a modificar nuestras decisiones a su criterio."

Con los recientes sucesos que han impulsado todos los cambios y grandes movimientos de la sociedad árabe en los cuales los mayores protagonistas e impulsores fueron los jóvenes, puedo decir que me siento casi orgullosa de todo lo que se puede lograr, de todo lo que los jóvenes logran, porque fueron ellos quienes iniciaron las revueltas, si bien luego se fueron sumando demás sectores de la sociedad.
Los jóvenes piensan, aunque muchos sigan siendo unos loros que repiten lo que sus padres dicen, la mayoría ha creando una opinión propia, defiende con argumentos sus ideas, se quejan de la injusticia y aceptan los errores, la verdad es que cuando escribí esto no me imagine que unos meses después todo cambiaría, fue en muy poco tiempo en que se realizaron grandes cambios.
Otra de las cosas que me dejo realmente impactada es como las personas se pueden unir en un fin común sin importar sexo o religión, edad o nacionalidad, fue un suceso realmente que me conmocionó, en estos hechos se nota como la sociedad y el pueblo más que nada se puede unir por un mismo objetivo y el poder que logra al hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario